Press enter to begin your search
tunia-vella-terra-2017

TUNIA

En 2008 cumplieron un sueño: crear algo enteramente suyo. Y así nació Tunia y con ella vinieron sus vinos, licores y aceites. Los ingredientes que se reunieron fueron los viñedos de 40 años de edad, su entusiasmo y habilidades, rematado con el infinito respeto al terroir.

Chiara e Francesca personifican la técnica y perseverancia, la naturaleza y la libertad creativa en todo su esplendor: es un proyecto joven pero con ideas muy claras y rotundas, nos entusiasmamos al  ver como consiguen tal calidad estando obligadas a vinificar en un espacio alquilado distante de su viñedo de propiedad, el día que consigan montar la bodega cerca de sus tierras y crear así un dinamismo entre agricultura y vinificación serán sin ninguna duda alguna unas de las bodega de referencia del norte de toscana. Tunia fue fundada en 2008 por el entusiasmo de tres “cuarentones” amantes de su tierra y del vino. Ubicada en la zona de la Val di Chiana, en la provincia de Arezzo. Ahí es donde Francesca, su hermano Andrea y Chiara trabajan con pasión 25 hectáreas divididas entre viñedos y olivares.

Administran ese patrimonio natural con respecto infinito hacía el entorno. Producen vinos que son puras expresiones fieles de la tierra. Tunia, en el panteón etrusco, era el dios que presidía la maduración de la fruta. De ahí el nombre que eligieron, nunca un nombre para una bodega fue tan auspicioso. Tunia abarca 25 hectáreas en el corazón de la Val di Chiana, entre bosques y colinas cubiertas de viñedos y olivares. Detrás de él, el castillo de Dorna, un complejo Lombardo que produce vinos desde los albores del tiempo.

Su propiedad está rodeada de bosques y un arroyo, el Chiassobuio, que dio su nombre a su primer vino. En suelos dominan los viejos viñedos de Sangiovese, Trebbiano y Canaiolo, plantado en 1970, pero también hay más nuevos, el Cabernet Sauvignon de 2005. Sustituyeron los hilos de plástico para atar las vides por hilos de cartón biodegradable, porque lo primordial para Tunia, es la conservación de un patrimonio natural que no tiene precio.

www.tunia.it